martes, 7 de agosto de 2007

Espejos - Capítulo IV


Si tan sólo pudiésemos romper algunos espejos y construir nuestra propia imagen en base a nuestros propios deseos...



Cualquier similitud con la realidad puede tener que ver con ella.


ESPEJOS - IV


Esa noche no hicieron el amor. Él venía notando que ella no acababa, boludo no era, y pensó que exponerla a esa situación sería negativo.
Ella pensaba y pensaba y ni siquiera se dio cuenta de que él no se le acercó esa vez como todas las noches. Recién al otro día, con la cabeza más despejada, despertó y hasta se sintió aliviada de que hubiese sido así porque, aunque lo deseaba, estaba muy confundida.
Esa noche que no dejó sábanas arrugadas fue la primera de varias, matizadas con noches de pasión que las camuflaban y escondían de los pensamientos trágicos y desesperanzadores que invadían a ambos cada vez con más frecuencia.
Pero la distancia crecía inexorablemente.

Hacía un mes que Carlos no lo llamaba y tampoco chateaban. Era muy extraño. Esa tarde desde el trabajo, hablando con Matías, un amigo en común, por un comentario de él se dio cuenta que Carlos lo había bloqueado del MSN. Carlos estaba chateando con Matías pero para él figuraba como "No conectado". Le preguntó a Matías por su amigo y se enteró que se había separado de la novia hacía un mes. ¡Y no le había contado! Y encima ahora lo bloqueaba del MSN. Inaudito, ¡como si él hubiera hecho algo para que todo eso sucediera! Si no hizo nada...
Y bueno, quizás algun día Carlos lo desbloquearía cuando se le pasara el raye. Ojalá.

Las noches sin sexo y esa sensación de vacío cada vez más molesta y duradera, estaban afectándola mucho, demasiado. ¿Por qué él ya no la quería? ¿O sí la quería? ¿O la quería pero no la amaba? Ella estaba segura de que lo amaba, pero quizás eso ya no era recíproco. Lloró. Mucho. No podía parar. Estaba sola en la oficina donde trabajaba de secretaria.
"El amor no debería hacerte sufrir...", pensó.
Por primera vez dudó de lo que sentía.

El transcurrir de los días no parecía traer ninguna solución a la distancia que parecía interponerse entre ellos. La lógica del amor más sano del mundo parecía ya no funcionar. A pesar de no entender dónde se habían equivocado, él sabía que no podían seguir así y decidió hablar. Esa tarde le diría de separarse, porque así quizás la haría reaccionar, la sacaría de su inacción. Eso salvaría su relación.

Ella sólo pasaba momentos sin tener los ojos hinchados de llorar. Su rostro perfecto lucía demacrado, sin rastros de la alegría que la caracterizaba un año atrás. No podía entender por qué él no hacía nada o le preguntaba algo. Sólo abrazarla o secarle las lágrimas no era suficiente, aunque le gustaban tanto, tanto, tanto esos abrazos. ¿Hasta cuándo siempre lo mismo? Y... ¿por qué es que estaba llorando?


7 comentarios:

Marce ( Daria en su defecto) dijo...

hola!
Me lei los 4 capitulos de un solo saque, ahora quiero leer el 5 ya! ja.
Me deja la sensación de una tensión que en algún momento tiene que explotar. Como la calma que antecede a la tormenta...
Me gustó.
saludos!

Marlena dijo...

Me da mucha tristeza... Sobre todo de pensar que existe gente así, gente que prefiere suponer todo el tiempo lo que le pasa al otro, en lugar de preguntar y asegurarse; gente que prefiere jugar a algo que no es para complacer al otro, cuando es cuestión de tiempo que la farsa termine con todo.
Ahhhhh... yo soy amante de los finales felices, pero no sé por que, supongo que este no va a ser el caso, no?
Besotes

Mariana dijo...

Muy tiste, Seba... cada vez más triste!!! De cualquier manera, te felicito porque está tan bien escrito que no puedo parar de leerlo, aunque me deprima un poco.

Sebastián dijo...

Marce ( daria en su defecto),
Tal vez en la ficción sea necesario que explote pero no necesariamente pase eso en la "vida real".

Marlena,
ojo, yo no me atrevería a juzgarlos o hablar de preferencias. Es una salida muy fácil. Hay tantos factores que llevan a eso. Si se pudiese elegir, ¿esas personas habrían elegido eso?
Creo que cualquier puede en algún momento de su vida pasar por situaciones así. Lo bueno es poder aprender de eso y no repetirlo.
¿Te parece que ella y él no van a tener un final feliz?

Besos!

Mariana,
Ah, no, si se me deprime mi amiga algo vamos a tener que hacer. ¿Metemos una jodita en el cap. V?
jaa

Gracias por estar,
besos.

MrB & Pina dijo...

Sorry no puedo tomarme el cuento en serio, esta contaminado por las "biografias" que cuenta jajajaaj Leo y me acuerdo por ejemplo cuando me di cuenta que un amigo en comun, bah conocido, me habia bloqueado porque yo chateaba con vos y vos tb con el pero para mi no taba! buuuu
Nada, quiero leer el final!!!
besos

JuanT dijo...

Me guardo todo comentario hasta el final.

Sebastián dijo...

Cel,
jajaja, es que todo está "contaminado" a full!!!
Es un menjunje de biografías tal como vos dijiste.
Besos.

JuanT,
pues te espero en el otro post, jaja.
Saludos.