miércoles, 25 de julio de 2007

Just a little bit of Human Touch

El otro día la hijita del portero trajo un gatito a mi casa. Estuvieron un rato y el gatito inspeccionó toda la casa y se vino a mi pieza. Se subió a la cama y se quedó ahí sentadito. Yo lo acariciaba, el gatito me lamía el dedo y jugaba conmigo. Fue lo más tierno que me pasó en 3 años y medio. Me sentía vivo por sentir que el gatito me prestaba atención y le gustaba mi afecto.
Como me siento vivo cuando veo algún drama en el cine o en la tele.
Debería tomar un curso ya para refrescar cómo es eso de tener a alguien al lado y compartir cosas, pero sobre todo afectos, cariño, una caricia (muchas, mejor). Abrazarse, tocarse. Tener a alguien que piensa en vos como vos en ella.
Ustedes que lo tienen, sepan lo afortunados que son. Yo no tengo eso y no puedo sentir, no tengo donde depositar todo lo que tengo adentro. Mis sensaciones van a parar a saco roto, caen al piso y se escurren por una grieta sin destino final.
Elevando a la enésima potencia la paradoja de poder tener mi pasión, la posibilidad de no aburrirme nunca con todas las cosas que tengo para investigar y hacer pero sintiéndome cada día más incompleto por no poder complementar eso con amor, con calor humano. Con una charla, una sonrisa compartida, una mano que tomar, un mimo por hacer. Un oído que ofrecer, una boca que rozar.

No hay camino que me lleve a Ella.
Y tengo tanto para darle...

11 comentarios:

benjamin1974© dijo...

No sé muy bien qué decirte, pero no sos el único, creéme.

Lo único que te puedo decir es que NO todo está dicho en esta vida... Mirá, hasta vos comentaste que después de casi 90 años nevó en Buenos Aires... ¿Quién lo hubiera pensado? ¡Vés! Todo es posible.

Quizás debamos esperar para cuando sea el momento justo de conocer a "esa" estemos preparados como seres humanos, como hombres, como futuros maridos, padres, etc...

Tal vez el buscar tanto nos confunda, quizás esperar y esperar que la vida nos sorprenda pueda ser otra opción.

A mí me pasa que después de vivir en tantos lugares, me siento que no soy ni de aquí ni de allá. Y la soledad aumenta, a pasos agigantados.

Y como vos también me pregunto: ¿ a dónde estará?

Un abrazo... y dale para adelante.

Cieguilla dijo...

Que ternura, chicos! No dudo que ella va a llegar :-)

A veces a las mujeres nos parece que los hombres no tienen las mismas necesidades que nosotras, y el hecho de que se animen a compartirlas me enternece mucho.

El tiempo lo unico que hace es ayudarte a valorarla mas cuando llegue el momento!

Besos y suerte xxx

Anónimo dijo...

Yo me parezco a la chica de la foto, pero en versión masculina...¿te va? :P

Mariana dijo...

Seba, te hablo en serio. Si te sentís tan solo y el gatito ése te conmovió, ¿pensaste por lo menos en tener una mascota? Yo la tengo a Fiona, como sabrás por mi blog, y te aseguro que es una compañía estupenda. Obvio que no reemplaza el afecto de otro ser humano, pero te hace compañía, te da ternura, te conecta con lo lindo de vivir... mirá, cuando la gente me pregunta si me siento sola viviendo sola, digo "la verdad es que NUNCA, porque no vivo sola. Vivo con mi gata".

Insisto: te lo digo en serio. Sé que la falta de una pareja puede hacernos perder las perspectivas, yo también tuve momentos de soledad -soledad en serio- y hoy en día creo que, de haber tenido a Fiona conmigo en esos momentos, no hubiera dejado de sentirme sola, pero hubiera sobrellevado el sentimiento con mayor facilidad.

Un beso enorme,

La amante de los gatos!!! :)

Sebastián dijo...

Benja,
Cel tampoco sabía qué decirme, es que no hay mucho por decir, calculo, los buenos deseos..., ¿qué más? La soledad sigue por más que uno diga lo que diga, pero las palabras de ustedes son afectuosas y eso vale mucho.
Es más posible que nieve de nuevo que que yo consiga novia, jaja. Te digo que ayer lloviznó con 4 grados y si hubiese hecho un poco más de frío repetíamos... Esos son fenómenos naturales, se juntan ciertas variables y se produce, nadie puede alterarlo. Acá las variables son tantísimas más para que se produzca el emparejamiento que... O sea, para alguien que es como uno es así.

Yo no creo en eso de estar preparado. ¿Estar preparado para qué? ¿Cómo te vas a preparar si no lo "ejercitás"? Yo no busco ni ser marido, ni padre, etc. Busco alguien que comparta mi frecuencia nomás (el nomás estuvo de más). Si no conozco nunca a nadie, el pensar cualquier otra cosa más allá del simple deseo de un mísero contacto, ya escapa a mi imaginación, porque hoy en día, ya es casi ficción todo eso. Estar cerca de alguna persona que me gusta de forma completamente casual (en el ascensor, por ejemplo) ya me emociona y me pone nervioso porque ni me acuerdo ya...

Esperar... Buscar... ya no sé cuáles son las diferencias, te juro, no sé.
Porque buscar no sé dónde. Y esperar quizás es lo que siempre he hecho. Así que no sé.
Llega un momento en que todo se empieza a tornar nebuloso y te olvidás cómo era relacionarse. Te vas acostumbrando (sin acostumbrarte) a que los días, meses y años se acumulen sin que suceda nada.
Pero ya no se trata de esperar sorpresas porque con el tiempo cada vez puedo dedicarme menos a disfrutar mi propia vida porque tengo necesidades. No puedo investigar tranquilo porque estoy cada vez más vacío y solo. Paradójicamente, si uno deja de hacer las cosas que le gustan o lo que lo hace feliz individualmente, la posibilidad de un otro se aleja aún más, porque hay que estar bien para poder estar con alguien. Entonces es como sentir que todo se pasó ya de rosca. Como que al principio, meses, un año de soledad hicieron que uno se dedique a uno y se fortalezca para el futuro, pero luego, ya 2, 3, 3 años y medio, comenzaron a actuar al revés. El hartazgo de la soledad empieza a paralizarme. Pero eso ahuyenta, lo sé porque cuando me topo con algo así, soy yo el que se aleja.
¿Pero cómo ignorar esas sensaciones y seguir con mis cosas cuando ya la cabeza no me responde así porque echa en falta sentimientos?
Es el dilema que por más que responda racionalmente, no logro sentir en la práctica.

Entiendo tu desarraigo, son diferentes tipos de soledades quizás. Yo no tengo soledades de lugares sino de valores compartidos, de personas físicas.
El ir de aquí para allá no debe ayudar en nada. Construir lazos para después romperlos o quizás no poder construirlos por miedo a que eso suceda.. :-(

No sé dónde estará, Benja.
Encima si aparece alguien siempre lleva a desilusiones cuasi-inmediatas, es como ya saber el final de la película cundo está empezando, por más onda que uno le ponga. Bah, y lo de película fue una exageración. Películas mías en todo caso...
Y siempre lo mismo y lo mismo.

Cansa. Cansa.

Gracias por el aguante.
Un abrazo.

Sebastián dijo...

Ceci,
Yo sinceramente no puedo hablar por el resto de los hombres, sólo sé lo que yo siento o necesito y bueno, no me interesa otra cosa.
El problema con el tiempo es que llega un momento que te ponés medio analfabeto en compartir, te vas acostumbrando a hacer todo de a uno. Bah, no sé, digo, porque como no tengo con quien comprobar si es así, estoy hablando al pedo, jaa.
Un beso y gracias.

Mariana,
Necesito otra cosa no al gatito, ja. Entiendo lo que decís, pero el gatito fue como un disparador, no sé, no me da hacerme responsable de un ser vivo sin dedicarle la atención que merece. Y medio que siento que terminaría siendo medio una carga. No me imagino mi vida con un animal. Quizás sea parte de lo mismo, ya me cuesta imaginarme con alguien o algo al lado.
Gracias por estar.
Besos.

Webstudio dijo...

Quizás cuando dejes de hacerte el tierno y dejes de ser un asqueroso e intolerante, por ahí algún ser vivo con conciencia se atreva a acercarse y darte una chance.

JuLY dijo...

Tal vez , tengas que salir mas , abrirte mas, compartir mas o hacer cosas diferentes o distintas.
No creo que pierdas la capacidad de amar (o de dar o recibir afecto).
A veces hay épocas, en las que es mejor estar solos, no es tan malo estar solo con uno mismo despues de todo (pero cuesta)
Yo creo que hay momentos , y momentos, en la vida, que uno va pasando y a la larga cuando uno mira retrospectivamente, se da cuenta de las razones , o los famosos (y tediosos) por qué.
Ese ¨cansancio¨ de esperar (¨eso¨ que no sabemos qué)seguramente molesta, pero trata de relajarte y disfrutar de las cosas que hoy si pasan y que hoy si tenés. Seguramente son un montón.. el resto... llegara en su momento.

Sebastián dijo...

Casi dos días sin internet gracias a la Fibergarcha. Aproveché a limpiar mi casa y así quedé, alergia al polvo a full! claro, ahí está... "alergia al polvo"...

July,
No hay muchas opciones que me interesen, y las salidas que hago (cine, comer, tomar algo) son con gente que conozco y ese círculo no se amplía. A lo que me quiero abrir es a algo que no me ofrecen: poder hablar de la vida, de sensaciones, de sentimientos, compartir momentos de actividades en común (cielo, música, charlas, pasto y sol (ja), aire puro).
Es increíble pero la que más cuesta es encontrar alguien que no tenga limitaciones para hablar o expresar sus sentimientos. Alguien a quien hablar de eso no le parezca superfluo y prefiera hablar de las típicas cosas materiales de siempre. Yo no soy así y no me banco eso por mucho tiempo. Y se nota.
Alguien que no se calle o s etrague las cosas o no demuestre lo que siente. A mí si no me demostrás no me sirve en lo más mínimo.
Para compartir tiene que haber algo común, un código, alguna actividad, algo, sino es forzarse a algo que es al pedo. Al menos para mí.
No, no creo que se pierda la capacidad de amar, pero todo se torna un recuerdo vago. Igual, si hubiera perdido esa capacidad no sentiría ganas o anhelos de ello.
Sobre estar solo, es lo que le respondí a Benja, que un poco es genial, después ya no sirve, es al revés.
No sé, yo miro para atrás y muchos por qué no veo, salvo que por no gustarme o no compartir los códigos o gustos de la mayoría, es esperable y normal que esté solo. Eso. Pero eso no quita la necesidad, sólo que lo que yo necesito no equivale a lo mismo que pueden necesitar otros. Pero eso es así, no es que lo vaya a amodificar o intentar forzarme a ser otro para encajar con alguien, eso es justamente lo que no me interesa. Quiero algo sano basado en realidades, no en inventos. Ver a un otro como es y quererlo por eso no por potencialidades o proyecciones mías.
Claro que tengo muchas cosas, Yul (ja), pero ya las disfruté suficiente, el tema es que la que necesito no depende solo de mí.

Besos.

MrB & Pina dijo...

Ejem... No nos estaremos olvidando de algún milagro que sucedió en estos tres años y medio??? jeje

Sebastián dijo...

aaah, a veces las endorfinas, adrenalina y demás inas se te suben a la cabeza y generan efectos efímeros que no trascienden... Igual, creo que con el gatito llegué más lejos, jajaja.
¡LO TUVE EN MI CAMA!
jaaaaa

Besos!