lunes, 16 de febrero de 2009

TBO o TO - III - Eliberta

La vasta audiencia del blog coincidió en elegir la 8 como la alternativa real.
Dado semejante grado de detección de los hechos, o tenencia de bola de cristal, ¡les solicito me informen ya qué es lo que va a pasar el mes que viene!
OK, no digo que hubiesen elegido la 15 o la 16, pero qué sé yo, ¿la 9, la 17, la 2?

Después de muchos nervios durante toda la mañana a medida que se acercaba la hora de cobrar al colegio, finalmente, llegó el momento.
Llegué después de las 12 a propósito, ya que en noviembre la había encontrado sola porque estaban almorzando las compañeras (y la señora que abre la puerta desde el entrepiso).
Cuando me aproximé a la puerta, primer problemita a la vista: una señora se me acerca para tocar también el timbre. "Cagamos", ya tenemos compañía", pensé.
No atendía nadie, lo cual me hizo pensar positivamente: "Debe estar sola de nuevo y por eso tiene que bajar a abrir ella y tarda". Pero al minuto abrieron dos tipos, uno con mameluco de encargado y un pibe joven. Pasó la tipa (ma' que señora, es una "tipa" ya que se tornó en algo negativo para mi objetivo, jaja) y luego, tras responder a las preguntas del mamelookeado de quién corno era, pasé yo. Ya desde las escaleras escuché voces desde la oficina, incluída la del jefe de ella, el que pone la plata, ese que veo una vez cada dos años más o menos.

Llegué a la oficina y... desastre...: vi a la tipa que subió conmigo, otra tipa, un pibe, el jefe y tres chicas atendiendo (incluída ella). Un quilombo.
Entré y dije "Buen día" y ella me vio, su sonrisa habitual se activó y ante mi sorpresa se vino del otro lado del mostrador y me dio un beso. Rápidamente se fue hacia adentro a buscar la plata para pagarme, mientras el bullicio de varios hablando a la vez invadía el lugar. Seguramente estarían anotando alumnos para marzo, cosa que en mi extraña mente antisocial no era una posibilidad. En eso, el jefe de ella me da una mano, ya que grita "¡Eli!" y se va por la puerta (?), y ella se asoma y mira a ver quién la había llamado. O sea, se llama Elizabeth o Eliana, o Elisa..., Elisea.., Eliberta, Elípides, Elinda, Elicantropa, Elibea...
Bueno, volvió con la plata (y la sonrisa) y mientras le daba los recibos le pregunté qué tal había pasado las vacaciones, para que no quedara todo tan en la nada, pero siempre ahí a 0,4 metros de toda la gente. Me dijo que la había pasado rebien. Pero ella estaba así como acelerada, yo la veía como que me hablaba a mí, me sonreía y a la vez tiraba miradas para el costado a las compañeras, estaba como pendiente de todo a la vez, un embole cómo se dio la situación. Le pregunté si se había quedado o había ido a algún lado y me respondió:
-"Estuve en Córdoba, San Juan y Mendoza".
-"Uuhh, ¡qué bueno, veo que las redisfrutaste entonces!", le dije, pero eso fue lo último que pudimos hablar, porque se fue para atrás con las compañeras por algo y nos despedimos así a la distancia mientras seguía ahí ocupada y yo emprendí la retirada. ¡No tuve mi beso de despedida! Ahora me había enviciado ya, pero bueno, tuve el de despedida la vez pasada y el de bienvenida esta vez.

Resumiendo, sigo sin saber qué onda, si TBO ó TO, pero no fue tan malo después de todo. Me sorprendió nuevamente cuando se pasó del otro lado del mostrador para darme el beso cuando tranquilamente podría haberme hecho esperar con toda la gente que había o saludarme como en estos 4 años: desde "el otro lado". Es como que desde el mes pasado, ella asumió que es con beso la cosa, jaja. Justamente una amiga el otro día me  decía que le diera un beso yo al llegar y yo le decía que había un mostrador, que no daba, que no me iba a pasar del otro lado..., bueno, ya veo que el mostrador no es problema.
Y bueno, su inmediata reacción también es un punto a favor, lástima que como se vino a atenderme a mí, no vi cómo es la expresión de su carita cuando atiende a otras personas. Y como lo de las vacaciones quedó ahí cortado, ni indicios de si fue con amigas, con novio... Me fui sin data nueva, pero con la certeza de que su TBO permite entablar charla en cualquier momento si la cosa no está tan complicada como esta vez. Y siempre ha sido así, esta vez fue una excepción, por lo que espero quitarme presión e ir más tranqui la vez que viene a ver qué sale. Porque lo de esta vez fue de terror, todo un mes pensando y esa presión de que "sí o sí tengo que decirle algo", lo cual me hizo llegar en un estado de putrefacción mental nada recomendado para estos menesteres.
Senti que planear todo y presionarse no va y lo poco que pasó me hizo sentir más tranqui y que la situación difícilmente sea algo traumático, sea cual sea el resultado. 
La percibo dispuesta a charlar conmigo. Si el otro día veía las cosas 50-50, ahora las veo TO= 60 - TBO= 40.
Obvio que no me fui contento sino frustrado, pero luego quedé más tranquilo. Podría haber sido peor: podría haber dicho algo totalmente forzado y en un contexto completamente inapropiado y no haber obtenido respuesta debido a que estaba ocupada y a lo difícil de la situación con gente alrededor. Y podría haber quedado como nada algo que en realidad no era así. Seguramente habrá una oportunidad mejor de entablar una charla y llevar a cabo el lanzamiento. Pero un lanzamiento sin cuenta regresiva.

3 comentarios:

Patto dijo...

aaarrrrrggghhh!
Qué sufrimiento!!
Andá un día cualquiera, llama, mandale una carta, hace algoooooo

(me comen los nervios)

Sebastian dijo...

Que haces Patto, como andas?

Traté de sacarme el tema de la cabeza este mes. Lo contrario no ayudó, presión al dope.
Cuando nos vemos está todo bien así que no tiene por que ser traumática la situación, sea cual sea el resultado.
No tengo ninguna excusa para ir ni me interesa psicopatearme y hacer cosas como vigilar a que hora sale, etc, que implicarían dejar de laburar, ir a merodear y obsesionarme! no no.
El mes que viene espero aprovechar la oportunidad y que salga lo más natural posible. Si se da se da y si no que quede todo bien.

Abrazo.

Gastón dijo...

Sebastián:

Desde el Domingo hasta hoy literalmente me devore todo tu blog (el primero que leo entero), entre por casualidad desde el site de los chicos y me enganche con este ultimo post, seguí uno más abajo, otro más… y de ahí me fui al 2005 para ir cronológicamente.
Por si no lo sabías, te cuento que escribís bárbaro! Te confieso que te tengo una sana envidia, ojala pudiese expresar lo que tengo en la cabeza con la facilidad que lo haces vos.
Con algunas de tus “PsicoPatadas” me reía a carcajadas solo. En otras parezco yo el que escribo, como en las “Roturas de Noches”, sentí e hice literalmente lo mismo que vos las 4 o 5 veces que pise una discoteca (tratando de rescatar si tenía algo en común con toda esta gente...).
Me quedo en el tintero que paso con “el debate” sobre evolución con el testigo de Jehová. Comparto con vos que es más humilde, sincero y potencialmente mejor decir “No se” a lo que no se sabe que inventarse enormes historias que tanto mal hicieron y hacen. (Estalle en carcajadas en la encuesta sobre el Mensajero)
Tu impotencia sobre la idiotez de algunas personas que se cagan en el respeto y las reglas la siento a diario.
El post que me tocaste mal y dejaste pensando fue este. Particularmente porque decís algo que me tiene mal en este momento.
El haberte leído complementa mucho más la imagen que ya tenía de vos, un tipo sensible y tímido (a veces demasiado), pero gran personalidad. Me da mucho gusto haberte conocido más Seba. Espero compartir muchas noches con vos y seguir aprendiendo al lado tuyo. Este finde no llevo telescopio! quiero aprender a estimar variables de una vez! :)

Un abrazo,
Gastón.