sábado, 8 de diciembre de 2007

Mi Sacrificio

Hay un mundo donde podríamos ser nosotros mismos.
Un mundo donde descubriríamos quienes somos.
Un mundo donde podríamos sonreír desde lo profundo del alma y no con los músculos de nuestra cara.
Hay un mundo sin el dolor omnipresente que creemos es parte inherente.
Un mundo de colores y de luz.

Un mundo donde merecemos la felicidad y nadie nos la puede quitar.
Un mundo donde dejar de ver no soluciona los problemas
y donde somos responsables de cada elección que hagamos.
Hay un mundo sin incertidumbre ni mentiras.
Un mundo sin desprotección y oscuridad.

Hay un mundo en el que se puede confiar.
Un mundo donde podemos ser queridos si nos animamos simplemente a ser.
Hay un mundo de comunicación y de abrazos de oso.
Mundo de amor sano, placer y compañía,
esperándonos a la vuelta de la esquina.

Hay un mundo en el que callarse no es la moraleja aprendida.
Hay un mundo donde el silencio no es la salida natural.
Un mundo donde nuestras palabras pueden ser escuchadas.
y donde podemos ser valorados por lo que somos.
Un mundo sin chantaje ni sometimiento.
Un mundo de LIBERTAD.

...pero,
tenemos que elegir ese mundo. Jugarnos. Hacernos un espacio en él. Porque hay pocas vacantes y sólo las obtienen los que se animan a asumir las riendas de su propio destino. La vida no nos pasa de costado, somos nosotros quienes la dejamos pasar y sólo nosotros podemos hacer algo para alcanzarla, antes que se nos haga difícil respirar.


Les dejo la letra del tema Higher High de Epica con la dulcísima voz de Simone Simons; es el elegido de mi Top 40 esta semana.

6 comentarios:

Mariana dijo...

Habrá que elegirlo, entonces!!!
Un abrazo, Seba.

Sebastián dijo...

Sii, Mariana.
Ella no lo eligió, que se le va a hacer...
Besos!

Patto dijo...

Hay que construirlo.
Ladrillo por ladrillo.

Jeza dijo...

Que bonito texto!
Cuando vi el pero abajo pensé que me iba a encontrar con una contradicción pesimista, pero nada que ver.
Muy linda reflexión.
Salute!

Sebastián dijo...

Patto,
hay que hacerse albañil e la propia vida y cuando es necesario abrirse a que te puedan ayudar a levantar algún ladrillo pesado.
Saludos.

Jeza,
No, el pero es la condición, inevitable, no se puede ser tibios en estas cosas, o estás o no estás. ¿O seré yo que los grises nunca me van a sentar bien?

Besos.

Ygriega dijo...

mmm, esto sonará insignificante, pero de tu texto me quedó la frase "abrazos de oso"...puede parecer un reskate tonto de tus lineas, pero si tenemos en kuenta ke uso esa frase todo el tiempo entonces estamos frente a otra manifestacion de esa capacidad tan vasta de compartir de experiencias, pensamientos y emociones entre seres humanos...
eso nos hace uno y esa unión construye el mundo del ke hablás. hay ke abrir los ojos y aprender a sentirlo, lo kual en otras palabras es elegirlo, supongo...

me gustó mucho tu blog, muy buenos textos!! ah, y felicitaciones por haberte divorciado del cigarrillo. (yo lamentablemente todavia me llevo muy bien con el :P)
un abrazo!
ygriega