jueves, 21 de septiembre de 2006

Tristeza y Primavera

1) Tristeza

Una vez cada tanto, esa vida monótona llena de distancias, indiferencias y resentimientos, parece querer darte un break. Una vez cada tanto, volvés a creer que la excepción a la regla llegó. La indiferencia y el no-sentir es tan grande que cuando sucede siempre querés creer que es por algo. Te dejás llevar. Porque muy pocas veces parece valer la pena.
Abrirte y que se abran para después volver a repetir exactamente los mismos pasos de libro tragicómico una y otra vez, sinceramente indigna. Pero no me arrepiento. Siempre fui sincero. Hubiese bastado con un "hola", pero hasta eso muere en medio de los miedos y la oscuridad. Hasta que ya es demasiado tarde.

Por eso les digo: No compren palabras. Siempre suenan muy lindas pero son gratis. Animarse a vivir requiere de mucho más valor.


2) Primavera

Y en medio de eso llega la primavera.
Y parece que con ella llegó mi oportunidad perdida anual. Siiiii, esa que según las estadísticas parece tocarme cada 320 días (con un margen de error de +/- 5).
Volvía de trabajar en el 113 desde Villa Mitre a Belgrano y noté que por La Paternal subió ella. Quedó sentada delante mío. Estaba cansada y se recostó en el asiento. Tenía el pelo castaño oscuro muy largo y le quedó cayendo hacia mi lugar. No registré más nada, mi cabeza seguía dando vueltas en la incertidumbre de qué estaría pasando con cierta persona. Unos minutos después me levanté para bajar antes de llegar a mi parada. Fui a la puerta y quedé de frente a ella. Ahí pude ver lo hermosa que era. El colectivo se detuvo en el semáforo antes de proseguir hacia mi esquina, así que ese tiempo parado allí se prolongó. Y fue entonces que ella me miró cuando la miré. Oops... Y me quedé mirándola. Y me quedó mirando. Y pasaron los segundos. Fue extrañísimo. Estábamos a no más de un metro. Tal como me ha pasado antes, no podía creer lo que estaba sucediendo y allí seguían sus increíbles ojos clavados en los míos. Atiné a intentar esbozar una sonrisa como respuesta a su persistencia, pero si bien algún músculo funcionó, fue tan sutil el movimiento que dudo que la sonrisa se haya percibido más allá de mi mente. Ella siguió mirándome sin modificar su expresión (aclaro, no estaba dormida ni mirando más allá, JAJAJA). Esto puede sonar (no, no es que puede sonar, ES) muy pelotudo, pero en ese instante volví a pensar en lo que venía pensando y esquivé su mirada. Miré hacia arriba, abajo, el colectivo llegó a su destino. Ella me siguió mirando y yo me bajé.
Me sentí... No sé cómo me sentí. Ahora mirando hacia atrás es peor, porque por algo que fueron sólo palabras, me doy cuenta que no di lugar a algo real.

Como sea, fue un día raro. Esos 23 grados que tenemos en Baires desde hace varios días, con Sol y cielo celeste, parecieron complotarse con la cercanía del equinoccio de primavera para generar una cantidad de interacciones que en días normales no existen.

Al volver a salir de mi edificio en la tarde, al llegar a la puerta de calle, una rubia estaba esperando para entrar y le avisó a su amiga que no baje que alguien (= yo) le abría. La saludé y la dejé pasar y me agradeció con un sonrisa y me miró de arriba a abajo. Era sexy la rubiecita pero no era mi tipo ni ahí... Igual salí medio agrandado a laburar, JAJAJAJAJAJA.

A los 15 minutos, estoy por la calle y una morocha de unos 22 años se me acerca y me dice: "Hola, ¿hay algún Rapipago por acá?" -"Ni idea, no soy tan de la zona". -"Ah, estamos iguales, jaja" (Ok, chica con buena onda que sonríe.. ¿Estoy en Baires o estoy soñando?). Nos despedimos y seguí laburando por ahí. A los pocos minutos me la cruzo de nuevo. -"¿Y? ¿Encontraste el Rapipago?" -"No..." - "Uh.. Chau, suerte"...

Pasó menos de una hora y me cruzo a una colorada con rulos onda "metí-los-dedos-en-el-enchufe". Cruce de miradas que dura más de lo normal y ella se sacude el pelo. Yo empiezo a pensar que esta mañana me puse la remera al revés y no me di cuenta. O que me cagó un pajarito y no lo vi. O que me quedó "un cacho de yoghurt" en el labio...
¿O será la primavera?

Pues ¡es la primavera! Llego a casa y confirmo que mañana, 21 de setiembre y tal como todos los años, señoras y señores, ¡seré "florero"!
Mi amigo Walter ya me convocó para el reparto así que mañana recorreré todo el santo día el centro porteño llevando flores ¡y alegrándoles el día a gran cantidad de mujeres! JAJAJA, sonó grosso. Y bueno, uno es así.

FELIZ DIA DE LA PRIMAVERA para todos. Seguramente habrá post con las anécdotas del día repartiendo flores.

11 comentarios:

maguitxu dijo...

aiiiiiiiiiii es que la pri-ma-ve-ra nos pone como loc@s a tod@s!!!! es como que nos da cierta autoridad climática para andar mirando por ahí, no? jajajajajajaj!!!
Felízzz primaveraaaa!

Marina dijo...

los cambios horarios me dan el honor de entrar primera,
asi que por alla..FELIZ PRIMAVERA!!!
aca estamos en otoño...no puedo decir nada de eso...hay viento, esta nublado y fresco..aunque me encanta...no hay festejos para eso.
asi que rompiendo corazones porteños y andaras de florero!
que bien...por lo primero es bueno porque ahora tendras un buen motivo para salir a la calle a cobrar...salis mas contento y sonriendo a cuanta se¨norita bonita se cruze. una sonrisa basta para derretir a una chica...al menos para mi y muchas mujeres creo que con un hombre que nos sonria en la calle es una forma de decir..."sos linda" o "me gustas"...nunca como esas miradas pajeras de los obreros de una constuccion o los del camion de la basura JJAJAJA.
y de floreroooooo eso si va a estar divertido...o sobre todo vas a ver como mas de una se echa un suspiro adelante tuyo...preparate para contar los suspiros, seran muchos.

besote y q hoy lo pases lindo!!
M*

Josie Janeway dijo...

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah bueeeeno, tenemos levante,eh??

jaja que bárbaro.

Pero es así, no sé si es uno o son los demás, pero desde hoy se siente distinto el aire, hay amor por todos lados, posibilidades por todos lados, miradas amorosas, atractivas, felicidad y mas felicidad, el cielo es muy celeste y los novios llevan flores a sus novias.
Es todo,simplemente, maravilloso.

Me causó gracia lo de los rulos como que metió los dedos en el enchufe. Mis rulos son así, locos.

Che,bueno, suerte en esta primavera...
AH! nop, tenía que decirte: que nabo que sos que no le dijiste nada a la chica del colectivo. Yo, desde hace poco, cad vez que alguien se me queda mirando o yo lo miro, si me gusta, le sonrío. una se siente reconfortada, es muy lindo regalar sonrisas. Ahora sí...en lo que respecta a las palabras, soy muy machista: creo que on ustedes, los hombres, los que tienen que empezar por decir algo tipo "tenés hora"?

hablale la próxima, qué perdés?

Pensalo así: No tenés nada que perder, y mucho por ganar. Uno siempre parte de un NO, así que si de pronto obtenes un "sí"...ya habrás ganado.


FELIZ PRIMAVERA

Marce dijo...

esas miradas primaverales! taaaaaatitaaa! jajajja
Feliz primavera!
Esperoq ue hayas recogido muchas historias repartiendo flores, que em sigue pareciendo un trabajo noble, te ven y sonrìen, no?.
BEsos! y flores... ja

TOTo dijo...

master! suba las anécdotas que yo voy preparando los pororó!

esto de la primavera es asi... yo ando caliente como pava de lata...

suerte!

Sebastián dijo...

maguitxu,
Aguante la prima! Y vos miraste mucho??
Besos.

Marina,
jaja y el moderador de comentarios te hizo perder el honor!!! Che, magui! Acostate más temprano, jajajajaa.
No importa el orden, lo importante es estar!

Interesante la teoría de la sonrisa. Supongo que mantener la boca cerrada y no babearse es parte del éxito de la táctica, jajajajaja.
Sabes que sí, lo más cómico de ayer fue ver la cara de las señoras al verme caminar con los superramos de rosas... Claro, las señoras se harían toda la película de que yo iba con ese ramo a dárselo a mi amorcito, no tienen idea de que estaba repartiendo, jajaja. (Marce, sí, ya sé, eso lo copié de nuestro chat, jajajaja)

Gracias M por tus deseos y felices frescos nórdicos.

Josie,
Ay, con esa introducción se me piantó un lagrimón..
Ahora decime, se mantiene durante toda la estación ese aire enrarecido o es sólo el 21? porque el 21 ya pasó.... JA.

Ah, listo, ¿ves? Vos si te gusta le sonreís, ella no sonrió, listo, me sacaste un peso de encima, a otra cosa! JAAA. Comparto lo de las palabras de parte nuestra, que yo sea un boludo es otra cosa! Y lo de la próxima... lo malo de estas cosas es que no hay "próxima"!
Aparte si dijeran "No", un sabio guatemalteco dijo "Dime que no y mándame un si camuflajeado"...
Qué grosso!

Besos.

Elena dijo...

Es curioso que no me haya percatado (aún) de que llegó la Primavera. De hecho, me pregunto ipso facto, ¿porqué debería haberme percatado?. Ni el clima es tan puntual, ni se anuncia tan obviamente, así que el 21 de Setiembre es una fecha más, como el Día del abuelo, del doctor, de la Patria, del tachero, de la radio, de las langostas despeinadas, yo qué sé... pero moviliza, eso sí, vibras diferentes y positivas en la gente, sin duda. Lo cual, para mí, sugiere, al menos, dos interpretaciones:
A-) La gente cambia de música, de colores de ropa, de horarios y hábitos alimenticios, etc, no a causa de la Primavera, sino, por el contrario, para provocarse a sí misma un cambio de humor, de energía, de lo que sea. Muy pronto advierte que son cambios externos, que en medio de un clima maravilloso de 24 grados, se levanta un nubarrón, caen gotas heladas, llega el viento Sur, y se jodieron todos (ojo, no tengo nada en contra de los días tormentosos y de cierto tono apocalíptico, es más, me parecen ideales para todo). Ergo, todos buscan en el exterior, en un motivo aparente, una razón para estar bien y cambiar de humor, eso quiere decir que el humor de la gente es climático? ¿de allí proviene la expresión de 'temperamental'? ¿es por eso que cantan que la donna es mobile, qual piuma al vento? En fin...
B-) O será que efectivamente sufrimos cambios hormonales, en cuyo caso, no tenemos control de nuestros actos, deseos, líbido?. Y cuando pasa el calorcito, el mismo humor de m... de antes? Mon Dieu, quelle horreur..
Como sea, el sol apesta, quiero mi vida de murciélago de nuevo. Pero me alegro con sus conquistas callejeras. Suena feo, lo sé, ¿cómo se puede decir? ¿enamoramientos al paso? ¿levante? ¿histeria de principios de verano?.. mejor no sigo escribiendo.
Un abrazo, Sebastián.
Yo.

Sebastián dijo...

Marce,
en un ascensor mientras subía a entregar un arreglo de esterlicias, una vieja me dijo que una pareja familiar de ella , el tipo le llevó de estas flores para el aniversario a la esposa "y ella se las tiró por la cabeza. Eso es un cactus de mierda, le dijo."...
Quizás a vos que odiás las rosas te gustaran más estas....

Besos.

Toto,
jajaja, no hay caso no me puedo prender en ninguna.
No tomo mate, no tomo té, no tomo café, no tomo alcohol...
pero en ontra anécdotas, todo bien!
Nos hacemos otra exitosa reunión blogger y listo JAJAJAJAJA
A propósito hoy hay un encuentro blogger en Belgrano. Suerte para todos los implicados, quizás en el próximo...

Saludos

El Guz dijo...

La Primavera tiene algo especial. Por ejemplo hacer que me engripe (cosa que me está pasando ahora a pocas horas del equinoccio).

Con 23º, como te pasó, ya empiezan a percibirse ciertos pequeños ¿olores acaso? que nos hacen más parceptivos, a nosotros y a los demás. Y la carne hace fuerza por sobre el espíritu...

Si a eso le agregamos que los ojos ven menos ropa... en fin...

Salutti!

Ana dijo...

Es el polen que anda dando vueltas y nos cambia el humor.
Aproveche!!!!!!!!
y porfi cuente como le fue repartiendo flores, que seguro fue increible.
besos primaverales

Sebastián dijo...

Elena,
excelente análisis.
Sobre el punto A, creo que siempre se busca una causa externa para genera run cambio... Me haces acordadr a los balances de fin de año y los nuevos comienzos cada 1 de enero. O a cambiar los muebles de lugar para sentirse mejor... creo que no es sólo climático sino que psicológicamente hay que encontrar motivos para arrancar y si no los hay inventarlos.
Sobre el punto B, vos misma desterrás esa teoría porque como bien decís, hacía calorcito desde hacía varios días y el "fenómeno" de líbido suelta y sonrisas fáciles se desata el 21. JAJAJA.
Sobre mis "conquistas callejeras" yo las definiría con una palabra cortita y fácil: "nada".
Y encima sábado y domingo en cama con fiebre. Ahora estoy un poquito mejor pero.. primavera del orto!

Besos.

El Guz,
Como le decía a Elena recién, me pasó lo mismo. Estoy hecho mierda.
Coincido con las apreciaciones finales. Además uno está medio desacostumbrado a ver piel durante el invierno...

Saludos.

Ana,
Sí, es el pólen, y yo soy alérgico.... Así quedé...
Lamento informar que no hubo nada posteable... :-(

Besos.