miércoles, 12 de julio de 2006

Cordialidad... II = agresividad a flor de piel

Al hacerse presente el tema uno registra montones de actitudes hostiles continuamente a su alrededor. Y no solo con uno sino entre los demás, a todo nivel.
Ayer, por ejemplo, viajaba en el colectivo 76 y desde hace un par de semanas, ya no para más en Forest y Zárraga. Una chica lo paró allí y el chofer siguió derecho como si esa chica no existiera. Me quedé pensando. La actitud de un ser humano sería pararle y al subir ella, avisarle que ya no hay más parada allí, para que sepa para la próxima vez. Pero no. Me dio asco. Es tratar a la gente como basura, como si todo lo que los rodea fuera un chiste o algo manipulable o algo que está allí para romperles las bolas y entonces jeje, ellos se toman revancha ya que tienen el poder de manejar un colectivo.
Como si la chica se hubiese puesto ahí a parar el colectivo a propósito, sólo para joderlo a él, el Señor Colectivero. Es obvio que ella no lo toma seguido, ya que de haberlo sabido, no se hubiese expuesto a que no le pare y hubiera hecho 70 metros hasta la parada anterior. Pero no. En vez de hacerle aprender el cambio de parada con humanidad, la elección de la bestia esa es hacerla "aprender a los golpes". "Jeje, así la próxima vez ya sabe que ahí no paramos".

Esa misma tarde, cobrándole a un socio en su puesto de diarios, hablando con el tipo no me di cuenta que estaba tapando un poco el paso en la vereda. ¿Cómo fue que me enteré? Pues porque una chica pasó y se llevó puesta mi mochila y siguió caminando como si nada. Me hizo casi trastabillar y ni se dio vuelta, menos pedir perdón. Fue como una venganza porque yo tapaba el paso. En vez de pedir permiso. O sea, EN VEZ DE INTERACTUAR.
De nuevo la misma actitud de antes. No comunicar sino agredir, ignorar, como si la otra persona hiciera las cosas a propósito. Se ve que se creen tan importantes que todo está hecho en su contra así que se vengan de los demás.

El miedo, resentimiento y desconfianza ante los demás, dominan a nuestra sociedad.

25 comentarios:

YAYA dijo...

No es tan mala la discordia. Sea menos sensible, mi amigo o se va a amargar. ¡Esto es el MUNDO no la sala de 4 de un jardín de infantes!
El que agrede, rebasa o saltea a un inocente ya viene de la casa con un mambo a cuestas, hay que ponerse un poco a la defensiva nomás o conseguirse una vida y ver que cuando nos atiborran los problemas, los amores renguean y la noche dura menos de lo que uno quisiera, es probable que se nos pase por alto pedirle permiso a alguno o tirar la colilla del tabaco en la vereda.

Patto dijo...

El otro día me tome el 106 y no se por qué pasaron 5 cuadras desde que aprete el botón de parada hasta que logré bajarme.

Me dieron ganas de romperle todo el colectivo, no lo voy a negar.

No se como hacés para sobrevivir estando tanto tiempo afuera.

Maurus dijo...

Me hiciste pensar... (y eso ya es todo un logro jajaja)
Es como se acabó la buena onda... sin embargo estamos desesperados de ella. Es como que el primer pensamiento es "ESTE ME QUIERE JODER" antes que cualquier otro. Yo mismo me encuentro pensando en eso mismo muchas veces...

Como expresabas en el post anterio tambien (contesto sobre los dos)... todo tiene su causa y efecto. Este comportamiento extraño y hermitaño que tiende a la soledad que asumimos la gran mayoría de nosotros... debe ser por algo. Quisas por esa sutil agresion y egoísmo con el que nos movemos por la vida. Ejemplos hay MILES DE MILLONES...
Ejemplo de los dos lados de un mismo problema:
(1) Yo vivo en el CuloDelMundo a la derecha... y la única manera de ir a laburar es en coche. Como concecuencia estoy bastante arriba del coche, por caminos muy transitados y por autopistas.
Un dia en un embotellamiento por un choque (un solo carril disponible), yo estaba en mi lugar, esperando mi turno... avanzando de a metros... coche por coche... de golpe un vivo que venía por la banquina a las chapas, pone guiño e intenta meterse delante mio... (ahí me puse la capa de batman) y no lo dejé. Me dió broca que el tipo se cagara en todos los demás y se quisiera colar...
(2) Otro dia... yo venia por la misma ruta con mis niños... en un momento el bebé empieza a llorar... me doy medio vuelta y le pongo el chupete... fueron 2 segundos... cuando vuelvo a mirar al frente había una densa pared de coches frenando a mas no poder... No existía la manera de que yo pudiese frenar... unica opción volantear. Asi lo hice y por suerte la banquina estaba libre... Obviamente no lo hice a proposito... pero NADIE... me dejaba entrar a los carriles después. Y claro, como mierdas sabian que yo no lo hacía de vivo...

Seguramente la MorochaHermosa pensó esste seguro que me quiere mirar el ojete... solo por eso me deja...
La rubia pensó este me va a querer levantar o tocar el culo... algo asi...

Es decir, entramos en un circulo vicioso del que es muy dificil salir... pero del que nos tenemos que hacer cargo... por que es solo por culpa nuestra que esto es asi...

(Perdon por el MEGA Comment)

Fixer dijo...

La actitud del colectivero es de una persona:
-resentida
-con apuro
-distraída (pudo no haberse dado cuenta que estaba esa mujer)
-de "total levanto a otros pasajeros, por uno no paro"

La cordialidad es algo que se perdió con el paso del tiempo porque la gente es más apurada, y se concentra más en "Llego rápido para que no me rebajen el sueldo en el laburo".

Una señora mayor (de edad muy avanzada) me empujó una vez porque estaba obstaculizando el paso. Mi reacción fue pedirle disculpas, pero al parecer no me creyó. No me dí cuenta que no dejaba pasar, sin embargo, creyó que lo hice a propósito, no sin querer.

Tenés dos opciones:

-Volverte uno más del montón.

-Aguantarte la falta de respeto y seguir siendo cordial.

MoRoKi@ dijo...

con los colectiveros tengo un tema "especial"...creo que como en todos lados, hay de todo, está el que le para a cualquiera en donde sea y está el guacho que no da pelota a nadie...antes yo subía al bondi y saludaba con un "buen día...o buenas tardes", y los colectiveros me miraban como si les estuviese diciendo algo raro...hasta que un día uno me dijo: "vos no sos de acá, no?"...si...por?..."porque cuando suben los pasajeros ninguno saluda"...bueh!...me pasó también que por saludar...uno de ellos se pensó que me lo quería levantar...así que ahora soy una maleducada que no saluda a los colectiveros.Al final, por educada, me tomaron por trola!
besos...y sigo pensando que en este país cada uno se cuida su espalda...pero no por eso dejan de "tocarle el culo a los demás".
Besos sebas!

lucas dijo...

Es probable que exista un autismo social exacerbado, restos de una dictadura sangrienta quizá, un shock social producido por terribles torturas apañadas o sufridas por el subconciente colectivo. El indio Solari dice, y me gusta suponer que se refiere a esto,

"El tango que ocultamos mejor,
del que preferimos no hablar,
es el que nos tiene anarcotizados."
En su tema ropa sucia...
Claro que el sintoma se siente y se sufre mucho más cuando se ve a un pibe muerto de frío en una estación y los trajeados y no tan trajeados que lo ignoran, que en la falta del respeto vial que tanto defiende la guardia urbana. Una impresión, nomás. Saludos

Ana dijo...

Por favor, perdón y gracias son las palabras menos utilizadas de toda la lengua castellana.
Yo tengo la costumbre de poner en evidencia a esa gente. Si me pasa lo que a vos, que la chica te empuja porque la mochila le tapa el paso, mne doy vuelta y le grito "si me pedis permiso me corro, sabias?"
La verdad no tengo mucho éxito, pero al menos siento que no soy la misma bestia que el / la que me empuja.
Beso, me extrañó?

magui dijo...

(yo NO estoy escribiendo esto porque estoy de huelga, pero...)

JAAAAAAAAAA! Ne-ce-si-to dar de fe de que Ana, La Cuidadana, haceeeee eso y que es muuuuuy divertido! ajajaja!!!
Las cosas hay que ponerlas en su lugar, y eso se hace diciendolas: si yo digo "Permiso" y no me dan bola, paso contestandome a mi misma en castellano perfectamente audible: "Si magui pasá, disculpá, no te vi" o entro saludando a un negocio y no me contestan me saludo yo: "hola, qué tal?!" ... locas? naaaa! Ge-ne-ro-sas!! le ponemos la onda que le anda faltando a esos amargos inadaptados!jajajajaj!!

(dicho esto, agarro mi pancarta y retomo la medida de fueza)

Sebastián dijo...

Yaya,
No comparto para nada que tratarse bien tenga que ver con ser un chico de jardín de infantes.
¿¿¿Conseguirse una vida???
Y ciertas cosas no se me pasan por alto.

Patto,
Le habrás gustado al chofer y no quería dejarte ir....
Saludos.

Maurus,
JAJA, no, usted es un gran pensador contemporáneo, no joda.
El círculo vicioso es real, yo también tengo cierta fobia social ante las interacciones, generada por todo esto. Y cada día que pasa es más así. Pero por suerte aún conservo esa cosa del beneficio de la duda al principio. O al menos en situaciones así callejeras o de interacción con desconocidos suelo estar bien predispuesto. Eso sí, si esa predisposición la pisotean, chau.
El ejemplo ue das es posta. Todo puede suceder,pero la cantidad de veces que sucede por recelo sistemático y baja calaña humana hace que generalicemos y no podamos distinguir, y entonces pague el pato un inocente. COmo cuando las mujeres dicen que "todos los hombres son iguales" y caemos todos en la volteada. JA
Saludos.

Fixer,
la mina se le puso al lado de la puerta , en medio de la calle, y la ignoró alevosamente....

Y sí, si bien lo del horario tiene que ver, no creo que por sacar esa parada le hayan cambiando el horario al tipo... Hay cosas que pasan por la humanidad nomás.
Y sobre las opciones, creo que los que son cordiales, al menos en ciertas circusntancias, lo seguirán siendo.
Saludos.

Moro,
Si, eso le pasaba a mi ex cuando vino a Buenos Aires (toda la vida viviendo en San Rafael), su velocidad, su trato con la gente era diferente, todo. La gran ciudad hace que muchas cosas de educación se pierdan entre la masa. Triste.
Qué lástima que todo eso hizo que dejes de saludar... Yo saludo a dos o tres que tienen buena onda y saludan (sí, rediscriminatorio lo mío)
Besos.

Lucas,
No sé si ser cordiales pueda compararse a solucionar un problema social como el de la gente de la calle. Creo que son cosas distintas. No creo que yo pueda ayudar a un chico sin casa a solucionar su drama (y estaría genial que hubiese un estado que evitara todo eso, con educación y trabajo), pero sí creo que saludarnos con el vecino o que una interacción cualquiera no denote falta de respeto sería una buena ayuda. Si tuviéramos que mirar los grandes problemas e ignorar las pequeñas cosas todo sería un caos. Creo que solucionando los pequeños, los más factibles, los que están a nuestro alcance, estaríamos mucho más cerca de poder ayudar en los grandes. Todo se iría entrelazando de otra manera.
Saludos.

Ana,
Hacía bastante que no la veía, ¿dónde estaba?
Mirá, yo depende del día en que me agarran. Si estoy bien, no me calienta, pero si vengo medio podrido de todo o ya tuve un par de esas, capaz salto como leche hervida. Lo que sí estoy seguro es que por más molesto que esté no le voy a faltar el respeto gratuitamente a un desconocido por la calle...
Besos.

Sebastián dijo...

Magui,
¿Qué tengo que hacer para que abandone el paro? Pida nomás que estoy bueno...
Y siga así por la calle, muy bien!
Besos.

lucas dijo...

Una de las cosas más terribles que logró el regimen (o quizá la era actual para no ser localista) es convencernos de que solucionar lo más urgente no es factible, o no está en nuestras manos.

Lechu Nicanor dijo...

" grasa de las capitales"
Es el sindrome de las grandes ciudades del mundo...probablemente en los pueblos y pequeñas ciudades del interior no pase.
es por eso que no es un problema social sino netamente de ubicacion geografica...Je...no me lo creo ni yo.

Sebastián dijo...

Lucas,
Al menos en mis manos no está. No hice nada para que eso suceda y no creo poder ocuparme de eso. Creo en ocuparse d euno y su círculo en todo lo posible. Si todos lo hicieran, esas personas también tendrían un círculo que los toque.
Cada persona tiene sus problemas, personas queridas y limitaciones. Por lo menos a mí no me interesa hacerme cargo de problemas ajenos salvo de la gente que quiero. Por más que me duela ver a la gente mal. Mi gente merece mi energía o mi tiempo.
Saludos.

Lechu Nicanor,
la diferencia se nota. Yo cuando estoy en alguna ciudad del interior no percibo esa hostilidad. Hay un trato más personal y la velocidad no es esta de correr todo el tiempo para poder hacer 500 cosas a la vez. Siempre tuve más onda con personas dle interior, es como que ellas te transmiten una tranquilidad que acá en la capital es más difícil encontrar.
Saludos.

Lechu Nicanor dijo...

( puede que no pongas esto: ¿porque editaste mi comentario? eso no fue lo que puse. Aunque la idea es parecida no deja de ser una version de lo que dije...¿¿debo interpretarlo como una falta de respeto?? )

Sebastián dijo...

Lechu Nicanor,
¿De qué hablás? Los comentarios no se pueden editar... Eso es lo que publicaste vos. Moderar sólo implica apretar un botón. Estás obsesionado con la censura y yo no te censuro, hombre.
Me pareció raro el comienzo, pero es evidente que entonces habrás borrado sin querer el principio de tu propio comment antes de enviarlo.
Es interesante, porque es un ejemplo más de la desconfianza entre personas cuando lo que pasó fue otra cosa. Estar predispuestos a pensar lo peor cuando no sucedió así.
¿¿O lo hiciste adrede para ilustrar el post?? ja.

Lechu Nicanor dijo...

Bueno mis disculpa debo visitar al psicologo y tratar mi esquizofrenia... mi comentario original comenzaba diciendo "grasa de las capitales" citando la concion de Seru Giran. No es necesaria la discucion.
Si es verdad que no lo modificaste algo esta sucediendo y deberia ser chequeado.

Sebastián dijo...

Lechu Nicanor,
pero... si empieza así como vos decís... "grasa de las capitales".
Fijate. Me parece que te estás confundiendo.
Saludos.

Lechu Nicanor dijo...

Lo cortez no quita lo valiente:

Acabo de revisar detenidamente y decubri no solo que tenes razon una sino dos y tres veces...sucedió que lo que yo leia era tu respuesta original a mi comentario, que claro y como dije antes es parecido a lo que yo escribi.
Debo pedir disculpas por este error y suspender mi cita con el locologo o tal vez agregar turnos...depues me fijo.
Disculpas nuevamente.

Señorita Cosmo dijo...

Si bien es cierto que en el interior se manejan distinto, también hay otros problemas que significan faltas de respeto mucho más jodidas.
Mucha más homofobia por ejemplo, mucha xenofobia y muchísimo chusmerío con respecto a la vida ajena. Y realmente eso es algo que pasa en el interior de TODOS los países.
Hay mucho menos libertad de elección en todo sentido, y marginación.
Me parece que eso de que en el interior las cosas son mejores es una idealización.
¿Mejores para quienes?

El miedo y la desconfianza están en TODA la sociedad, pero hay que ver que la evolución a todo nivel es importante.
No creo que haya menos respeto ahora, al contrario. Y no cambio mi libertad a empujones por la censura, la falta de libertad, la falta de aceptación, y falta de respeto que había cien años atras. Al menos para las mujeres, para los niños, para los judíos, para los gays, para los negros, para los hijos de madres solteras, para los enfermos terminales, para los locos, para los escritores...
Y la lista es larga, y el verso de que "antes era mejor" calculo que lo escribió un homófobo o un racista que perdió a sus esclavos, u hombres demasiado machistas que ya no tuvieron mujeres que les soportaran todo, o ancianos que tuvieron que escuchar a los adolescentes y darse cuenta que decir verdades tan ciertas como las de ellos.
Creo que el mundo está cambiando para mejor.
Creo que la gente acepta más a los otros. Obvio que "sigue" habiendo agresión y guerra, pero antes eran moneda corriente y ahora la mayoría la ven mal.
Y da para seguirla, pero ya me fui al carajo con la cantidad así que me callo.

Sebastián dijo...

Lechu,
Todo bien. No hay problema.
Saludos.

Srta. Cosmo,
No hablaba de oportunidades o falta de libertad de elección que pueda haber en el interior. Por supuesto que acá hay muchas cosas que allá no en ese respecto. pero hay diversos factores que haen que la gente no se haya enfriado tanto como acá, por ejemplo, el ser menos implica más trato personal. El estar más cerca implica verse más seguido, el tener menos acceso a placeres tecnológicos individualistas permite más acercamiento entre las personas. No e suna receta mágica. Yo no cambiaría las comodidades que tengo quizás, pero eso no hce que reconozca que ciertos aspectos de la forma de tratar a los demás en el interior me seduzcan mucho más que esta cosa de correr todo el tiempo pisoteando al otro que hay en la ciudad.
En cuanto a tu análisis de la evolución y el respeto. Comparto y no comparto. Creo que hay una evolución en lo macro, de cosas grosas y globales como las que nombraste (libertad, censura, discriminación), lo cual es loable, pero a lo que yo me refiero, cordialidad, buen trato, yo no creo que se haya evolucionado en absoluto. Antes, aunque fuera por imposición de una educación severa, un pendejo del orto de 5 años no escupía o puteaba a su madre. Antes la maleducación que yo describo de la calle no era tan alevosa. Toda esa libertad ha traído también daños colaterales. Por suerte se ha evolucionado en esos temas fundamentales pero en el día a día, el individualismo sumado al temor ha hecho que las cosas vayan para atrás, a mi entender.
Un beso.

ojos café dijo...

Hola, Seba! Más para tu análisis: empiezo a comentar en el último post visible... :P
El tema que mencionás en este post está presente muy seguido en mis conversaciones; es parte de la "violencia cotidiana" a la que nos fuerzan a acostumbrarnos, y de la cual yo reniego (palabra más vieja que yo) una y otra vez. Voy a mezclar el contenido de tu post con los comentarios previos, porque saco de todo un poquito...

Con respecto a los colectiveros, creo que es algo generalizado. Yo viajo siempre en la misma línea de colectivo y los choferes me conocen; saben que saludo y soy educada, y me responden de buena manera, son amables y hasta me esperan si me ven corriendo para llegar a la parada. Debo reconocer que son así porque ya hace como 15 años que viajo y me ven todos los días. Cuando suben otras personas, no es lo mismo: la mayoría de las veces, ni un "hola", siquiera.
Cada vez que viajo en otra línea de colectivos, noto cómo me "consienten" ellos: los choferes son maleducados, no les importa dónde tocás el timbre y paran donde quieren, si no llegás a la parada o te equivocaste (o no sabías, o te olvidaste) de lugar, no paran ni locos. Acá hay un sistema para pagar con tarjeta el colectivo; muchas máquinas funcionan mal y no leen la tarjeta, y muchos te hacen bajar, por más que vos tengas crédito. Pufffffff...... las quejas hacia éstos hombres son miles, pero seguramente vos no podés hacer nada ;D

En cuanto a los que empujan sin pedir permiso previamente, o no saludan... yo generalmente hago lo mismo que Ana: se los hago notar con un poquito de ironía. Varias veces se dieron vuelta sólo para mirarme de mala manera, otras tantas no reaccionaron; pero algunas veces (muy pocas, es verdad) me pidieron disculpas, y yo supe aceptarlas (esa es otra, como dice Fixer).

Seguramente sabrás que Mar del Plata no es una ciudad ni muy chica ni tan grande como BA. Y te voy a contar algo que seguramente ya sepas: esta ciudad tiene alrededor de 700000 habitantes durante el año, pero durante el verano la población se duplica; es increíble el cambio que se nota en la gente "de acá" cuando se llena de turistas. Igual, viendo el tránsito y cómo manejan, te das cuenta quién es de acá y quién es de Capital y viene "a relajarse" dejando su estrés desparramado por la ciudad; también lo notás en el trato, en la forma de dirigirse.
Ojo! Hay gente maleducada en todas partes, pero estoy de acuerdo en que mientras más grande es la ciudad (o más son los que la habitan) más se pierden los códigos de respeto y educación. Tal vez porque al ser más personas, cada una con sus asuntos, problemas y demás, pasás a ser más "anónimo": en un pueblo donde son pocos, todos se conocen por lo tanto se preocupan por el otro, por el que ven en la calle, por el que se cruzan cuando entran a un negocio. Cuando el número de habitantes crece tanto que la mayoría pasan a ser desconocidos, ya no importa quién está al lado; y eso da pie para muchas faltas de respeto.
Sé que la gente de algun pueblo que viene a MDQ se siente maltratada, y sé por experiencia propia que los marplatenses cuando vamos a Bs. As. muchas veces nos sentimos maltratados. Yo incluso me siento maltratada en mi propia ciudad cada vez que el calendario marca el 15/12 y pareciera que habitantes, comerciantes y gente en general pone el piloto automático y deja el paso libre para el trato más impersonal. Una lástima, que se pierdan cosas básicas que llevan a una buena convivencia...

La corto, porque el comment molesta de tan largo, pero el tema da para mil charlas de café.

Beso grande.

Sebastián dijo...

Ojitos,
..siguiendo con mi análisis, en realidad esto es al revés, los mails empezarlos por atrás es empezarlos por el final, es decir, lo que vino después, lo más reciente. En cambio, acá en los blogs, el último visible es el que fue escrito antes que los más recientes, así que el orden cronológico está bien! JAJA
Basta de análisis!

Lo de los colectivos acá es casi utópico saludar. Yo empecé hace poco, y me gusta. Pero casi nadie lo hace. Cuando vino mi ex que era de San Rafael, ella saludaba a todo el mundo, era como "raro", peor los raros somos nosotros. Siempre se puede ser mejor persona con esas pequeñas cosas.
Todos los años voy a Mardel a dar una charla para el curso de astronomía de mi amigo. El año que viene va a ser a lo grande con un Congreso que la va a romper. Me gusta Mardel y sí, mi amigo me ha contado exactamente lo que me decís vos sobre la metamorfosis veraniega.
Una pregunta: ¿de dónde viene eso de "MDQ"? Mar Del Q.... (??) Quinoto? Querer? Quilombo???
I don't understand!! :-((

No te reprimas con la longitud de lo que escribas, todo bien! Aunque coincido y te tomo la palabra con las mil charlas de café. Sería groso tomar un café con "ojos café". (O sea que mirarte los ojos sería como tomar un café???)
Besos!

ojos café dijo...

ajajaja, me matan tus análisis!

Viste que yo no soy la única que lo nota! Punto para tu amigo que me ayuda a no quedar como loca ¬¬
Así que vas a estar así todo importante en un super congreso? Miiiiirá vo, che! Qué honor, el que me toca... codearme con congresistas de astronomía :)

Eso de "MDQ" vos deberías saberlo mejor que yo, porque tengo entendido que es la sigla astronómica de Mar del plata (o algo así, capaz que mandaron fruta desde el principio y nadie saltó a decir que era mentira y quedó). Sinceramente, yo la primera vez que lo leí fue cuando MDQ Surf TV empezó con su programita local y yo lo veía porque siempre había chicos lindos :P (y bueeeeno, tenía todas las hormonas de pre-adolescente alborotadas!). Ya voy a averiguar bien, y te cuento.

Generalmente, no me reprimo con la longitud de los comments, pero este ya era demasiado!! Ya planearemos las charlas de café. Pero yo no tomo café... tomo té (o té con leche, o lágrima... "mariconadas" diría un amigo). Las charlas se pueden dar igual y no te ahogues en una taza de café, ni en mis ojos, ni en el vasito de agua que te traen, aunque si es soda..... a no enroscarse! Charla de café con ojos café, pendiente para cuando nos veamos ¿si?

Beso grande!

PD: "Ojitos" creo que ya es mi 4º nickname, y veremos cuánta más aceptación tiene "Coffee Eyes", como me llama Ms. Lulet. Aayyyyy... esto de ser famosa ;P

Sebastián dijo...

Ojitos(en este post sos ojitos en los otros no, JAJA),
Ojo con lo del codo que duele. Te saco roja directa ;-)
"Sigla astronómica"? Por Thor! ¿What's that? No hay nada de eso.... Vamos a investigar un poco.
No, no, "Coffee Eyes" te saca la esnecia argentina, ese aroma de café local. Nop. Me niego.
Besos!

Anónimo dijo...

That's a great story. Waiting for more. » »