jueves, 8 de junio de 2006

En El Camino VIII

Cada entrega de En El Camino enumera las contingencias destacables entre la edición anterior y el presente. Cualquier similitud con la realidad... es porque se trata de hechos reales.

*Empieza el mes laboral y apenas salgo, 10 centavos en el piso.

*Llego a cobrarle a una de mis innumerables viejas. En este caso la señora, de unos 92 años, comienza a contarme anécdotas de su juventud tras recordar que ayer fue San Cayetano. Me habla de un cura que ella conocía que le decía que no hace falta hacer promesas sino portarse bien, y de rama en rama termina yéndose a su cumpleaños de 15, y me cuenta que a partir de esa fecha su padre les permitió a su hermana y a ella volver solas del boliche con los chicos amigos, pero dándoles la siguiente advertenecia:
"Van a ir solas pero a mí no me traen nada a casa o las cuelgo del árbol de la puerta. A mí no me van a deshonrar, mi apellido, limpio!"
.......
Cuando escucho estas cosas mi único comentario posible es "Je.. " y una sonrisa asentidora.

*Voy a la siguiente vieja, la "loca de Platense" que estaba colgando en su terraza la bandera que bordó para la hinchada porque salieron campeones. Esta vieja es un show, y cada vez que voy me cuenta anécdotas de su juventud (70 años atrás) y su forma de vivir la vida a pleno, pintando banderas y cuadros. La vieja está pirada en serio y cuenta cómo la solicitan del exterior por su arte y cosas así. A veces al lado de ella hay otra vieja, petisa y con cara de feliz cumpleaños, que viene a ser algo así como su "asistente" y la loca le ordena "traeme esto, traeme aquello" y la asistente va tipo robotito y lo trae y se queda parada al lado mirando. Juro que es real aunque parezca una comedia.
Y la vieja me cuenta que siempre destacó entre sus pares y le gustó la aventura. La anécdota más recordada es de su infancia, en donde siempre jugaba con pibes y dice que se tiró del techo una vez y se hizo mierda para que vieran que tenía aguante. Jeje, y lo cuenta como una hazaña y da detalles de cómo se bancó el yeso después, etc.

*Sigo camino, moneda de 25 centavos entre el empedrado.

*Día húmedo, vereda lavada hace poco = agua acumulada debajo de baldosa floja. Obviamente, piso justo ahí y me enchastro todo. Trato de limpiar mi zapatilla blanca con una típica hoja otoñal igualita a la de la bandera de Canadá.

*Regreso con el resucitado (aunque en estado decadente) 93 y caminando a casa veo que va cruzando por el medio de la calle a una mina (no mujer) y escupe un gargajo. Se nota que tiene experiencia en eyección de flemas porque la expulsa hacia arriba con comba y no se mancha.

*Salgo nuevamente a laburar y me encuentro 5 centavos.

*Le cobro al socio masculino más latoso (de unos 75 años) que tengo y no sé que le digo que lo sorprendo. MAL AHI. Nunca más sorprenderlo, porque cuando este señor pronuncia la "p" de sorpresa, llueve. Y yo con anteojos... Por un lado me protegen de la lluvia, pero por otroo. ¡PUAJ! ¡Qué asco fue tener que limpiar eso!

*Me encuentro una moneda de 10 centavos (juro que no estoy jodiendo). Total del mes:
0,50 $

*Vuelvo a casa, subo a la terraza, observo la mitad de mi plan de observación a las apuradas luchando contra los stratocumulus que se acercaban y al bajar me llama una chica por teléfono (suenan aplausos, sirenas, una vieja se muere de un infarto, el eje de la Tierra se tuerce) ..........
.... para hacerme una encuesta de consumo (callan las sirenas, la vieja resucita, la Tierra sigue girando con normalidad).
Yo ya me río antes de que empiece. Por otro lado, me da placer saber que al menos seré responsable de que el resultado de lo que me pregunte no de 100%.
Me pregunta si tengo tarjeta de crédito -NO,
si tengo auto -NO,
si tengo celular -NO,
si me pienso comprar uno en los próximos 12 meses -NO.

Y así, modificando el mundo, termina mi día.

20 comentarios:

Libélula de Acero dijo...

La tercera es la vencida..
Si es que el Sr blogger me deja.
a ver..

Que le parece si vamos a caminar juntos de mi Palermo a su Belgrano y mientras charlamos yo voy juntando moneditas?
Tengo que pagar el dentista y sola nunca nunca nunca jamás me encontré ni un cinco centavos!!!
Igual.. adore su jungla de asociados!

Marito dijo...

No existe eso de encontrarse tantas monedas. Ahora resulta que nadie que conozco encuentra monedas en la calle y vos, cada vez que salís, encontrás monedas...?
No será que nunca levantás la mirada del piso? No será que es hora de que levantes la mirada y veas la vida de frente?

vic dijo...

bonito post, simpáticas las monedas, ahora, que problema con platense ?

no soy seguidora de cerca, pero platense vive dentro mío, es amor incondicional, y son por hinchas como la señora que salimos campeones de la b metropolitana hace poco.

un poco mas de respeto que hay gente dedicada a ese club que, además, me parece mas que digno !

saludos

Cecilia dijo...

Sebas: Parece que en tu trabajo vez señoras/es mayores (viejos los trapos, me cache en die!!) ¿No te dije que en realidad tengo 32 X 3= 96 años!!???? :)

Entiendo eso de encontrarte monedas. A mi me pasa. Y bastante seguido.

¿Porqué no te comprás un chanchito y las vas guardando para comprarte algo que te guste?
:)

Besotes!!

Lord Cheselin dijo...

Signo de buena suerte enontrar monedas.

Algo cambiara dice el oraculo o mejor para no hacer juegos de papabras: dice un proverbio chino.

No te concentres en los otros desastres naturales enumerados en detalle, son el marco o el fondo no la figura.

Buenisima la propuesta de libelula.
Cuatro ojos ven mas que dos.

magui dijo...

jjajajajaaj!!!! "se tiró del techo una vez y se hizo mierda para que vieran que tenía aguante" jajajajaj! yo que vos le digo que no le creo y le pido la repetición de los hechos! que después le diga nomás a su asistente: juntame ésto, juntame aquello!! ajajajajjaa!

Patto dijo...

Yo tendría que hacer un "en el camino" algún día.
El problema es que sería 2 líneas como mucho...

TOTo dijo...

Seba: no te daba para encararla a la que hacía la encuesta?

Por otro lado, hay veces que los abuelos se piensan que uno no tiene cosas para hacer y que disponemos de todo el día para escuchar sus historias, pero hay algunos que cuentan cosas realmente interesantes, o lo cuentan de manera interesante. Si yo contara todas las historias que me contaba mi abuelo, o las que me cuenta mi vecina Doña Elena, spielberg podría filmar dos peliculas.
En definitiva es un poco lo que haces vos con el blog, aunque podrías explotarlo mas, y hacer un cuento de cada visita a esos socios tan especiales que visitás aveces.
Por mi parte como a mi abuelo ya no lo tengo, si dispongo de tiempo, me quedo a escuchar a Doña Elena.

Saludos!!

La ciclotimica dijo...

El contacto con la gente te deja muchas cosas. Antes laburaba en una oficina donde atendia a gente de todo el pais (vendia pasajes de turismo), y mas alla q me han sacado de quisio, extraño el contacto con ellos, sus historias, sus deseos...
Ahora, pasando 9 hs frente a un monitor, las cosas se ponen mas frias..

Nala dijo...

La tarjeta de credito no la queria pero desde que la tengo me salva la vida más de una vez.
El celular... lo uso para los SMS, es muy poco lo que hablo. Y gasto menos de $10 por mes. Imaginate.
El auto algun dia me lo voy a comprar, estoy repodrida de viajar en colectivo como sardina enlatada.

Pero again, va en gustos.
Beso

Ana dijo...

SEba: no avive giles, que si el gobierno se entera que ud esta levantando plata del suelo como si nada, le van a querer cobrar impuestos.
sus viejas son in-cre-i-bles!!

Anónimo dijo...

Para las encuestas: una vez tocó timbre en mi casa una mujer (muy jóven) para tratar de convertirme a los testigos de Jheová. Se me ocurrió que para que no vengan más (soy ateo), había que encararla de forma tal que NO quiera venir más.

Lo que hice fue esto:

Ella - Bla, bla, bla, dios, bla...
yo - Mirá, yo soy ateo, pero me interesa mucho lo que estás planteando, me parece muy interesante.
Ella - Si! Que bueno! Mirá, te explico... (dios, bla, infierno...).
Yo - ¿No querés pasar? Digo, para charlarlo más tranquilos.
Ella - Hay, mirá, yo no quiero molestarte...
Yo - (Sabiendo que ella iba a arrugar) Mirá, no querés salir a tomar un café? Conozco un lugar donde podemos hablar tranquilos.
Ella - Es... queeee..... yo tengo novio.
Yo - No me importa.

Ella salió rajando y nunca más volvieron. De cualquier manera salía ganando. Podés hacer lo mismo con las encuestas, las piloteás un poco y no llaman más.

Patricia dijo...

Es imposible no soltar carcajadas con tus historias... y es quizá tu forma tan particular de relatar tus venturas y/o desventuras.
Te has imaginado en un trabajo diferente?

Sebastián dijo...

Hola a todos. Tras los problemitas de Blogger y un temita que me tiene medio estresadito, aquí estoy. Gracias por los comments. A ver.

Libélula,
Así que es cuasi-vecina!, mire. OK, me gustó lo de que me junte las moneditas así no me agacho. Obvio que después me las da, ¿no? ;-))
Dentistas, qué carma y qué de plata que se va en eso...
Bueno, le tomo la palabra de una caminata para charlar en el futuro, si es que no era sólo mi "plata" lo que usted quería.. sniff...
Besos!

Marito,
Y.. ¿viste? Creer o reventar.
Gracias por tu consejo, lo tendré en cuenta.
Un abrazo.

Vic,
No, ningún problema con Platense, eh, para nada, la loca es la vieja no el club... Todo bien con Platense, me acuerdo que en la secundaria nos íbamos con los pibes al complejo deportivo que tenían por Manuela Pedraza y Crámer.
Besos.

Ceci,
¡¿Que me estás queriendo decir?! ¡ERAS VOS! Sos una de mis socias!!!!
¿Viste, Marito?, a ella también le pasa. ¿Vos trabajás en la calle, Ceci, o las encontrás cuando salís?
¿Posta que las guardás en un chanchito? En mi caso van al cenicero de monedas (única cosa para lo que uso un cenicero en mi vida) para usarlas cuando viajo en colectivo al trabajo.
Besos y buen fin de semana.

Bienvenido Lord Cheselin,
... pero hace mucho que me vengo encontrando monedas y la suerte sigue siempre igual... ¿O será que como es en chino el proverbio fue malinterpretado?
Saludos.

magui,
no te mueras nunca, qué grosa que sos! JAJA. Siii, soy un quedado, cómo no le di esa idea! Pero después no creo que hubiese estado en condiciones la vieja de ordenarle que junte sus pedacitos a la asistente... Es mortal, en invierno como voy con gorro y cuello polar, la vieja em dice que grite "Hooospitaaaaaal" así me abre porque no me reconoce. A veces entra y saca un cuadro que pintó y me lo muestra y me cuenta de los premios que le dan (!!) Son re-pedorros!! JAJA.
Uhh y la cantidad de veces que me cuenta que a la madrugada vienen autos y gente rara a la casa de enfrente y que le tocan la puerta y que hay gente hablando por celulares y que hay cosas extrañas, etc. Fuera de joda, ¿no serán secuelas de algo que vivió durante el proceso?
Besos.

Patto,
Digamos que usted es un bicho de oficina? Pero mire que lo de "camino" es metafórico, tómelo como el camino de la vida y cuente sus anécdotas "indoors".
Saludos.
PD: Igual, por ahora siga con su tratado sobre amor y sexualidad humana que está muy interesante!

Toto,
JAJAJA, ¿encararla por teléfono? Nah... Si ni la conozco, no tengo ese gen versero en mi ADN.
Yo no tengo a ninguno de los 4 abuelos y sólo conocí de chico a mis dos abuelas. Mis viejos me tuvieron de muy grandes.
Es así, la gente mayor busca a quien contar sus cosas, una gran mayoría son latosos y hablan de cualquier cosa, de su familia, de enfermedades, etc., pero de tanto en tanto aparece alguno piola que, como decís vos, dan ganas de escucharlo y conversar. Hay un par de socias, hermanas, que me guardan artículos de astronomía del diario y me preguntan cosas, recopadas.
Saludos.

Ciclo,
Sí, como le decía a Toto, hay de los que sí y los que sólo te hacen perder el tiempo, pero hay que tratar de tomarlo como experiencias.
Besos, y ya falta menos para que vuelva.. ;-))

Nala,
No, yo compro sólo si tengo la plata en mano, todo lo demás significa problemas para mí. Mi cabeza no los tolera. (Ah, conseguí cambiar la tele e incluso si no estoy conforme cambiarla de nuevo)
Auto, la verdad no me seduce, si algún día me sobra la plata sí, pero no e sprioritario ni ahí. Y celular, ya todos saben, JA!!
Besos.

Ana,
jaja, impuesto a la plata recogida, qué groso! ¿cuando levanto la moneda tengo que dejar algún recibo en el lugar de la calle donde la encontré?? ;-))
Besos.

Anónimo (de onda, la próxima vez firma con algún nombre porque sino no publico).
¡Es buena esa! Pero con mi suerte la mina me va a decir que sí a todo lo que le diga y va a ser terrible bagarto.
Esa encuesta no me molestó, me gustan las encuestas, lo que no soporto es que me quieran vender cosas que no necesito, como ser los planes de Telefónica, una parcela en el cementerio, etc. JAJA.
Saludos.

Patricia,
he trabajado toda mi vida de lo mismo. No me imagino de otra cosa pero algún día se va a acabar.... Supongo.
Un beso.

flopir dijo...

Como siempre queda evidenciada tu gran habilidad para hacer sonar la rutina como una gran aventura. Me encanta.
No estás en el Messenger, me pregunto si andarás en una de tus interminables noches "de reviente" (!), jaja. Cambiando de tema, seguí tu consejo de escribir cuando realmente tuviera ganas y volvió la inspiración a mi blog. Tema: los pseudointelectuales. Espero como siempre tus comentarios. Besos

MALiZiA dijo...

Bueno, tengo que sacar dos conclusiones,
1. los viejos viven de los recuerdos.
2. vos caminás mirando al piso.

Igual, coincido con Flopir, en que tenés una habilidad para contar cosas rutinarias de otra forma. Parece que la vida puede convertirse en rutina según como la encaremos,
(lo de la llamada telefónica, me arrancó una carcajada)
besos, Sebas.

Sebastián dijo...

Flo,
En efecto, estaba en una "rotura de noche"= cena + cine.
La cena un asco, la milanesa toda seca y rodeados por engendros fumando que hicieron que nos fuéramos pronto.
Y el Código Da Vinci no me gustó.
Y me cagué de frío mal, hacía 5 grados.
JAJAJAJA = típica noche.

Me alegro de que haya vuelto la inspiración y ya voy para allá.
Besotes!

Mali,
1) Bueno, pero creo que es algo normal, no? Igual, como decía, hay formas y formas de encarar la vejez.
2) Parece que esa es la conclusión general. Sin embargo, fijate que volví a enchastrarme todo con la baldosa floja esa, así que no es tan así!

Y lo de la rutina, pues probablemente lo sea, pero como la tengo que vivir sí o sí, prefiero tomarla como algo posteable JAJAJAJA, le da más onda al momento.
Ub beso grande.

TOTo dijo...

seba: ayer ví la película Contact. me pareció muy interesante, mas allá de la ciencia ficción, y me interesó el hecho de que haya gente que también "escuche" a las estrellas para ver si llega alguna onda de radio.

no es lo que haces vos, pero algo de relación tiene.

te recomiendo la pelicula porque vas a estar "en sintonía"

Saludos!

MoRoKi@ dijo...

jajaja, seguis encontrando monedas, nene...y gente cuenta anécdotas pesadas no te faltan...no te podés quejar!!! a mi me sobran pesados y no encuentro ninguna moneda!
Besote!

Sebastián dijo...

Toto,
La vi cuando salió, sí muy buena. está basada en un libro de Carl Sagan, un ídolo total, alguien gracias a quien la astronomía se difundió masivamente (y algunos estúpidos lo critican por eso). Mi generación fue inspirada en gran parte por él.
En el mundo hay centenares de radiotelescopios y cada vez se usa más el unir a varios para tener mayor poder de resolución de las señales (por ejemplo, uniendo radiotelescopios en diferentes extremos del mundo se logra una antena del tamaño de la Tierra).
Gracias por la recomendación.
Saludos.

Moro,
Cómo que no me puedo quejar?! No quiero anécdotas pesadas, vos sabés lo que quiero!
¿Será posible que nunca me atienda una minita medio en bolas y me haga pasar? Qué desconsideración!
Besos.